top of page

Assadegam ante la pandemia de coronavirus


La Asociación para la Superación de la Ansiedad y la Depresión, Grupos de Ayuda Mutua, ante el clima de incertidumbre, miedo, inseguridad y sufrimiento que está causando la pandemia del coronavirus queremos manifestar lo siguiente:


– Somos una asociación de personas afectadas por trastornos de ansiedad y depresión que se formó hace 25 años. Los socios, personas afectadas, gestionamos la asociación y nos enorgullecemos de haberla mantenido viva ininterrumpidamente desde 1995.


– Como personas afectadas por trastornos de ansiedad en cualquiera de sus manifestaciones (agorafobia, fobia social, trastorno obsesivo-compulsivo, etc.) nos consideramos “expertos” tanto en el sufrimiento como en las actividades que se llevan a cabo para superarlo. Y lo mismo afirmamos respecto a la depresión. Ambas enfermedades, ansiedad y depresión, casi siempre van de la mano.


– Consideramos que las causas de estos sufrimientos son múltiples: genéticas, biológicas, psicológicas y sociales. Dado que las causas son variadas, es necesario que el tratamiento también sea diverso.


– Assadegam ha desarrollado básicamente durante todo este tiempo grupos de ayuda mutua (GAM), la mayor parte de las veces coordinados por un profesional y otras veces por algún miembro del mismo GAM.


– Aparte de los GAM, y dado que consideramos a la persona un ser compuesto de un cuerpo físico, unas emociones, un intelecto y una mente superior, hemos desarrollado terapias que nos han ayudado a armonizar todos estos aspectos.


– En lo físico, procuramos cuidar nuestro cuerpo. Ya lo decían los clásicos: "mens sana in corpore sano". Con este objetivo programamos yoga dos veces a la semana. Además, en los talleres que se realizan los sábados se dedican espacios al baile y a la expresión corporal. Hemos realizado cursos de teatro en los que se trabajaban aspectos corporales, y en los campos de trabajo que se llevan a cabo en verano se da importancia a las actividades manuales como vía de apaciguar la mente en aplicación de la máxima de que “cuando el cuerpo trabaja, la mente se relaja”.


– El campo emocional es muy importante para la salud integral, porque a veces las emociones van por delante de los pensamientos y otras a la inversa; es decir, que ambos aspectos, el mental y el emocional van íntimamente ligados. Por eso, si trabajamos uno de ellos también estamos actuando sobre el otro. En este ámbito, durante muchos años se han realizado en Assadegam terapias de tipo Gestalt, que ponen el acento en las emociones. Nuestros psicólogos nos enseñan a sostener la tristeza, a expresar la rabia, a aceptar la frustración, a transitar por la decepción, a encarar el miedo, etc.; pautas todas ellas experimentadas para mejorar nuestro estado de ánimo.


– En el ámbito mental, que es donde tenemos el problema, en los grupos aprendemos a ser asertivos, a tener empatía, a mejorar la autoestima, la autoconfianza y las habilidades sociales, etc. Estas herramientas nos ayudan a acumular recursos personales para conseguir vivir de forma más sana mental y emocionalmente. Como la ansiedad tiene mucho que ver con el miedo, aprendemos a afrontar los temores y no evitarlos, como es nuestra costumbre disfuncional. La técnica cognitivo-conductual se ha demostrado de gran eficacia con este objetivo, por lo que la siguen muchos de nuestros terapeutas.


- Hemos hablado del aspecto físico, emocional y mental. Nos queda uno que también es patrimonio del ser humano, y que es el trascendental. Necesitamos tener una visión y una experiencia que vayan más allá de nuestra personalidad, de nuestro ego. En este sentido, en Assadegam también tenemos presente nuestra espiritualidad. Algunos de nuestros socios siguen una senda de crecimiento personal fundamentada en la consideración del factor transpersonal como inherente al ser humano, y necesario para superar todas sus limitaciones. La psicología transpersonal, la autorrealización, la meditación, el autoconocimiento, la autoconciencia, etc., también tienen cabida en nuestra asociación.


– A las cuestiones mencionadas debemos añadir otras como la responsabilidad, el compromiso, la confianza, la presencia, la constancia, etc., que también trabajamos en Assadegam. Todas ellas nos permiten contactar con la realidad para no vivir en un mundo irreal que, por otra parte, imaginamos muy amenazante. La soledad no nos resulta extraña, y cuando hablamos de ayuda mutua también nos referimos a compartir y relacionarnos entre nosotros.


-- Los seres humanos tenemos desequilibrios desde tiempos inmemoriales, y paralelamente hemos desarrollado y seguimos desarrollando pautas de conducta y actitudes que se han demostrado eficaces para reequilibrarnos. En Assadegam las aprovechamos todas para seguir nuestro proceso de crecimiento personal y ayudar a otras personas que se encuentran varadas y no ven salida a sus crisis. Al fin y al cabo la vida es un aprendizaje continuo, y en eso estamos.


-- La pandemia que sufrimos actualmente afecta a la salud psíquica de muchas personas. Las crisis de ansiedad y los estados depresivos aumentan enormemente. Nosotros, desde nuestra experiencia, humildemente, queremos contribuir a ayudar a nuestros conciudadanos exponiendo nuestro testimonio de sufrimiento y superación. Hemos sufrido nuestros fantasmas interiores durante mucho tiempo, y ahora el problema es real, pero los recursos personales con los que hemos combatido aquellos fantasmas nos facilitan caminar por el sendero incierto e inseguro que se nos presenta en estos momentos.


– Por tanto, proponemos cuidar con atención especial los cuatro aspectos mencionados anteriormente, sobre los que podemos incidir: físico, emocional, mental y espiritual. Y también, cómo no, esforzarnos en vivir en el presente porque esto nos alejará de los miedos al futuro y de los sentimientos de culpabilidad del pasado.


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page